martes, 12 de julio de 2016

Una tarjeta para tres retos

No sé si ha sido el calor o la vuelta a la “normalidad” en mi vida pero parece que voy tenido un poquito más de tiempo para dedicarle al scrap y me he propuesto participar en algún reto este mes, por lo menos en mis habituales.
Tanto es así, que me he preparado una lista de retos para preparar en Julio y eso tiene mucho que ver Rocío, que  a principios de cada mes nos prepara una entrada perfecta para que no se nos escape ninguno.
- El fantástico equipo de "In The Scrap", nos han preparado un reto de “Lentejuelas”, el proyecto es libre pero debemos utilizarlas en alguna parte de nuestra propuesta.

- Una de mis tiendas favoritas Un&Scrap, nos retan a realizar una shaker card, es decir, una tarjeta con una parte en movimiento.
Y por último, el estupendo equipo de "YoyScrap" nos retan a jugar a las tres en raya, que idea más chuli, ¿verdad?

Me decanté por la línea de arriba para utilizar en mi proyecto embossing caliente, un selfie y el color dorado.
Unir todos estos requisitos puede parecer una locura pero es resultado es este:

Espero que os guste y me deis vuestra opinión ;)


8 comentarios :

  1. Me encantaaa!
    Esa palabra "selfie" cortada es un detalle muy curioso, queda estupendo; te pido prestada la idea! y las capas..., esas capas son mi debilidad jaja, con el troquel parcialmente pegado. Hermosa1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina! El selfie lo hice con embossing caliente pero no se si se aprecia bien en la imagen y las capas, se de una que le encantan jajaja

      Eliminar
  2. Preciosisisisimoooo!! Me encantaa! Me gusta muchísimo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Chulísima!!! Has combinado súper bien los 3 retos, la verdad es que no te debe haber sido nada fácil! Muchas gracias por participar en nuestros retos, guapa. Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  4. que lindo y alegre proyecto. Gracias por participar con nosotras en el reto de YoYScrap

    ResponderEliminar

 

Crea con Susana Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos